Entradas

Mostrando entradas de 2016

El final de Dragon Ball GT

Imagen
Me he estado "poniendo al día" con Dragon Ball. 20 años atrás dejé de ver la saga de Bu, por falta de tiempo y de interés. Pero estas semanas empecé a ver Dragon Ball Z desde el episodio 220 y me tragué los 70 episodios de la saga de Bu. No está mal, pero yo creo que podrían haber contado lo mismo en 20 episodios... La cosa se alarga hasta el infinito innecesariamente. No me extraña que acabara harto y que me diera tanta pereza acabar de ver la serie...

Como el final de Dragon Ball Z fue un poco flojo, y como ya estaba puesto, decidí empezar a ver Dragon Ball GT también. Había oído bastantes malas críticas de Dragon Ball GT, pero, sinceramente, prefiero GT al final de DBZ. GT son 64 episodios, menos que toda la saga de Bu, pero pasan 100 veces más cosas que en la susodicha saga. He leído críticas acerca de lo malo que es el humor de GT, pero es que la serie, en general, tiene un tono más infantil, y el humor es más "para niños". A mi me parece bien que intenten re…

La cultura de la renovación y el consumo

Imagen
Cuando llegué a Japón en el 2002 una de las primeras cosas que hice fue comprarme este móvil Casio,


Por aquel entonces en Barcelona lo que más se veía eran Motorolas, y algún Nokia con el Snake. Creo que el Casio ese me costó 10.000 yens (~85 euros), pero era muy normal conseguir terminales "gratis" (atados a un contrato de al menos de un año). Era sorprendente la cantidad de móviles que había y a la velocidad a la que sacaban nuevos modelos, con mp3, con sintonizador de televisión, etc.

Fomentaban el "reciclaje" para que te compraras un móvil nuevo cada año. Cuando llevé mis móviles a "reciclar", les hicieron un agujero con una máquina y fueron a una bolsa. Nunca me ha quedado claro qué hacen con ellos.

La cultura del usar y tirar es producto de la sociedad de consumo, el motor económico de la sociedad en la que vivimos. No es exclusivo de la tecnología. Si mi pareja me ve cosiendo un calcetín, me dice que no pierda el tiempo, que tire los calcetines y m…

Cómo tener cuentas en Japón

Muchos ya sabréis que en Japón lo que se lleva es pagar en metálico y que eso de pagar con tarjeta se reserva para grandes centros comerciales y poca cosa más. Además, la tarjeta de crédito en muchas ocasiones sólo te la dejan utilizar si ha sido expedida en Japón.

Sabiendo eso ya os podéis imaginar que el manejar dinero online no va a ser tarea fácil.

Hace ya casi 3 años que dejé Japón, pero como tengo el permiso de residencia permanente, y no sabía si me iba a adaptar a la vida en UK, dejé cuentas bancarias y otro tipo de cuentas abiertas en Japón. Voy a hacer un resumen de las diferentes complicaciones, por si alguien en la misma situación se esté planteando qué hacer.

Cuentas bancarias
Algunos bancos, como Mizuho, no permiten, o ponen muy difícil, el poder hacer transferencias a cuentas extranjeras online (外国送金). Sumitomo es uno de los bancos que lo permite, pero es muy importante hacer todos los trámites antes de abandonar Japón, porque te envían la documentación certificada a ca…

Hiper-normalización

Muy bueno el documental de la BBC HyperNormalisation
Dura casi 3 horas, pero lo recomiendo ver, aunque sea un trocito cada día. Trama compleja desde Reagan, Gaddafi y Tron, hasta Trump, Facebook, Putin y Siria.
Creo que el concepto de "hiper-normalización", aceptar una realidad inventada como verdad porque el mundo real es demasiado difícil de entender, es algo inherente a la naturaleza humana. Es por eso por lo que inventamos la religión. "Dios" nos dice lo que está bien y lo que está mal, sin ambigüedades (excepto el hecho de que como a dios nos lo inventamos nosotros, al final sigue siendo ambiguo comparativamente en el tiempo y entre culturas...). El analizar las cosas una por una, por separado, o intentar darle sentido a un mundo de morales difusas es demasiado agotador.
La realidad supera la trama del Metal Gear Solid 2.

Mojipittan en castellano: Silabitas

Imagen
Kotoba no puzzle: Mojipittan (ことばのパズル:もじぴったん) es uno de mis juegos favoritos. Me compré la PSP en su día con ese juego, y aún a día de hoy lo juego de vez en cuando. Es un juego tipo Scrabble, pero en el que sólo puedes colocar ficha si formas una palabra nueva. La gracia está en que letra en japonés corresponde a una sílaba, y como hay pocos sonidos/sílabas en japonés, es muy fácil hacer un montón de palabras casi al azar y hacer combos. Cuando descubres una palabra nueva la puedes consultar en el diccionario y aprender se hace bastante divertido.

Siempre he querido hacer una versión de este juego en otro idioma, para que los que no sepan japonés puedan disfrutar de él también. En inglés creo que es bastante difícil, pero en castellano el número posible de sílabas, aunque mayor al del japonés, es más reducido que en inglés, así que pensé que algo se podría hacer...

Y el año pasado ocurrió una desgracia que me hizo volver a retomar la idea del Mojipittan en castellano. Mi madre sufrió…