El salseo moderno



El otro día una amiga me envía este artículo: Ex-Facebook engineer posts YouTube videos mocking the culture and joking about how he was fired. El artículo tiene un año ya pero no lo habíamos descubierto hasta ahora. El caso es que para nosotros es un salseo porque conocemos al chaval en cuestión.

Patrick Shyu, que es como se llama el chico, tiene un canal de YouTube llamado TechLead, ya con 859 mil subscriptores. Habíamos descubierto el canal hace unos años, pero yo hacía ya mucho tiempo que no lo miraba. El chico sabe monetizar muy bien todo lo que hace. Toda la primera temporada del canal la quitó de YouTube y la vende en DVD 📀, creo recordar. Ha trabajado en Google y su video hablando de Google creo que tiene unas 2 millones de visitas. Y cuando le despidieron de Facebook pues supo monetizarlo bien e hizo varios videos al respecto. En el primer video sale en su coche, se supone que justo después de que lo hayan despedido, y ya de buenas a primeras te cuela unos anuncios de su patrocinador, pero así de repente. Pasa de la tristeza a venderte la moto en 10 milisegundos. Aquí está el video en cuestión: I got fired from Facebook (for having a YouTube channel).

Me parece estupendo que hable de programación y de liderazgo y de "passive incomes", pero por el número de visitas en sus videos está claro que lo que más vende es siempre el salseo. Y YouTube es el Tele5 del siglo XXI. Y yo no pongo el Sálvame, pero bien que luego hago click en estos vídeos... Pero es que todos los canales hacen cosas parecidas. Ya estés viendo un canal de programación, o de maquillaje, o de como desoxidar tornillos del siglo XIX, que más tarde o más temprano te van a colar un salseo y te lo vas a tragar. "Este tornillo inglés causó un divorcio", y yo hago click, claro. Porque criticamos a los que venden su vida online, pero luego en el fondo queremos ver esas miserias.

Pues el TechLead me ha sorprendido porque resulta que no solo se ha puesto a monetizar sus éxitos y sus desgracias laborales, sino que además monetiza todas su vida privada en general, que eso yo no lo sabía. En uno de sus videos graba el reencuentro con su hijo después de 8 meses, porque su mujer se lo llevó a Japón así sin más. La cuestión es que los videos son de calidad y bien narrados, ¿pero en serio que te pones a grabar a tu hijo para colgarlo en tu canal y monetizarlo después? Pero como os va el "gossip", tomad el video: Reunited with my son after 8 months.

Me ha recordado un video de Soy Una Pringada (mirad a partir del minuto 26:10) en el que critica a una YouTuber por un video que cuelga justo después de morirse su padre: "¿se muere tu padre y lo primero que se te ocurre es coger tu Canon y ponerte a grabar lo triste que estás? ¿En serio, Surilux?" ... "¿Cómo voy a desperdiciar este dolor que tengo dentro si no es para YouTube?" Imaginaos a la YouTuber eligiendo la foto para la miniatura del video: "aquí salgo penosa total, guay, subo esta foto"... 🙄

Bueno, pero volvamos a Shyu-san. Estuvo un año en mi misma universidad y laboratorio en Tokyo, en el 2005. Yo estuve allí del 2002 al 2008, hasta acabar el PhD, y él vino un año de intercambio. Pero no perdió el tiempo. Al poco de llegar montó una web de citas (en japonés, 出会いサイト DEAI SAITO) ¡en el servidor de nuestro laboratorio! Y no solo eso, sino que se puso a colgar posters por la uni anunciándolo... Llamó a su web "Hasta lo lejos" (遠くまで TOOKU MADE), y aún hoy sigue siendo leyenda urbana en la uni... Aquí una entrada de un sys-admin japonés cuando descubrió TOOKU MADE en 2005: meister.ne.jp (enero 2005). Por cierto, perdón lo de poner frases con letra más grande para dar énfasis, pero es que he querido copiar ese blog japonés porque me ha hecho gracia.

Gracia, como la gracia que le hizo a mi profesor y director de tesis la susodicha web de citas. Y más gracia todavía cuando la uni nos cortó el Internet a todo el lab como castigo. ¡Ja, Ja! Pero Shyu-san, o Shyu-kun entonces, parecía no entender. O era muy "naive" de verdad, sin sentido común, o se estaba haciendo el loco. Un tiempo después hice un script para revisar los contenidos de la carpeta "public_html" de los estudiantes del lab y descubrí que Shyu-kun guardaba allí unos MP3. Le avisé de forma amistosa, por si las moscas, pero no se lo tomó muy bien.

Este chico iba totalmente a su bola. Vino a disfrutar de Japón, a leer "light novels" RPG japonesas, y a hacer lo que se le antojara, sin pensar en los demás o en las consecuencias. Luego, con echar la culpa a la sociedad en general pues ya. Y los demás, mientras, nos jodemos.

Y lo cual me hace pensar: ¿exáctamente qué perfil buscan en Google o en Facebook? Porque yo también he hecho entrevistas en ambas empresas y no he pasado 🙈Creo que las críticas que hace Patrick, sobretodo de Facebook, seguramente son acertadas. Pero sería también interesante que hiciera un poco de introspección, a ver si es que va a ser que él también está un poco "p'allá". Igual el problema que vio Facebook no es que tengas un canal de YouTube, sino que en tu canal vendas todo ese salseo sin filtro.

Pero bueno, un poco de "cringe" no nos viene mal de vez en cuando.

Si os interesa este tipo de salseo, dejadme algún comentario 😁

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cómo comprar en Amazon Japan

En el mundo real -- los "riajuu" リア充

El catalán, en la intimidad